ESPECTÁCULOS

VOLVER

La bella durmiente del bosque

Comision de Ballet, Danza y Artes del Movimiento de La Red
Danza
  • Subgénero: Danza moderna y contemporánea
  • Producido por: Proyecto Galilei / Mercat de les Flors
  • Fecha de Estreno: 08 abril 2010

  • Compañía/Artista: Proyecto Galilei
  • Email: bet.tena@projectegalilei.com
  • Email: info@projectegalilei.com
  • Teléfono: 609452304

  • Distribuidor: Proyecto Galilei
  • Email: bet.tena@projectegalilei.com
  • Email: info@projectegalilei.com
  • Teléfono: 609452304
  • Datos técnicos

  • Coreografía: Pablo Ley / Josep Galindo
  • Dirección: Josep Galindo
  • Intérpretes: Maura Morales Xisco Segura
  • Traducción: Pablo Ley
  • Adaptación: Dani Espasa (música)
  • Escenografía: Proyecto Galilei
  • Vestuario: Proyecto Galilei
  • Música: Dani Espasa a partir de la partirura original dePiotr Ilich Tchaikovsky
  • Iluminación: Anna Espunya
  • Sonido: Dani Fradera
  • Duración: 1:10
  • Argumento

    Redescubrir el cuento de la Bella Durmiente del Bosque
    El punto de partida del espectáculo –entre la danza y el teatro– que presentamos es la reflexión alrededor de una serie de materiales que forman parte de este conglomerado cultural que llamamos La bella durmiente del bosque, formado, principalmente, por las diferentes versiones del cuento, pero también por sus derivados, como lo son, por citar ejemplos bien conocidos, el ballet de Chaikovsky o la película de Walt Disney, aunque no hemos de despreciar el valor de una película como la de Almodóvar (Hable con ella).
    Lo importante es que los cuentos de hadas se hunden en lo más profundo de nuestra conciencia cultural porque hablan a los niños y a los adolescentes de una forma directa de sus problemas existenciales. Pero los niños y los adolescentes se hacen muy pronto adultos, y lo hacen con tanta prisa que olvidamos que, de la misma manera que sucede con las muñecas rusas, el niño permanece en el interior del adolescente y el adolescente en el interior del adulto.
    En realidad, el cuento queda oculto en alguna circunvolución del cerebro del adulto. Pero permanece activo. Y es así como, en el decurso de los siglos, aparecerá una y otra vez con variantes, más o menos importantes, el mismo cuento. Aunque pueda rastrearse el cuento aún más allá, las versiones más antiguas y famosas son “Sol, Luna y Talía”, de Giambattista Basile (1624), “La bella durmiente del bosque”, de Charles Perrault (1697), o “La Rosita de espinas”, de los Hermanos Grimm (1812). En el ámbito de la danza, Piotr Ilich Chaikovsky compuso un ballet para el coreógrafo Marius Petisa (1888-1889) sobre el mismo tema y para el gusto de la corte de los Zares.
    En nuestro espectáculo, por lo que respecta a la música, recogemos la partitura de Chaikovsky que Dani Espasa ha adaptado para cuatro músicos buscando un aire decididamente contemporáneo. Por lo que respecta al cuento, hemos utilizado parcialmente las versiones de Basile, Perrault y de los Hermanos Grimm. Pero no hemos querido quedarnos en la inocencia del cuento infantil, sino penetrar poéticamente bajo la superficie de este cuento que, en definitiva, habla del inevitable crecimiento de los niños y del descubrimiento del amor como paso trascendente a la edad adulta.
    Y, además, hemos querido interrogarnos sobre los cien años que duerme la bella Aurora rodeada por un bosque de espinas. Simbólicamente, los cien años del cuento significan el tiempo que el adolescente permanecerá encerrado en sí mismo antes de despertar al entorno del mundo adulto que lo espera. De esta manera el bosque no sólo no deja entrar a nadie en el castillo, sino que tampoco deja salir.
    ¿Pero quién hubiese querido salir del castillo de haber sabido que lo que le tocaría vivir seria la escalofriante historia del siglo XX, que hace tan poco que hemos dejado atrás? No queremos explicar el siglo XX, queremos recordarlo como lo que fue. Un instante enloquecido en el largo camino de la humanidad hacia ninguna parte, que eso es lo que llamamos historia.
    ¿Cómo despertar después de un siglo decididamente espantoso? Basile, Perrault y los hermanos Grimm proponen opciones y peripecias diferentes. Pero los tres están de acuerdo en que la única forma posible de despertar a la realidad es a través del amor. Para hacer este camino, hemos contado con cómplices muy especiales. Además de los dos intérpretes –Maura Morales, bailarina cubana afincada en Alemania, i Xisco Segura, actor–, que son el centro de la narración, nos hemos querido hacer acompañar por un grupo de creadores muy muy jóvenes que han aportado los dibujos infantiles de la tercera parte, y también, de la Mirada de un artista de 88 años que ha vivido casi todo el siglo y que, curiosamente, también se llama Pablo Ley (senior). Un equipo, en definitiva, que prácticamente abarca todo un siglo.

    Galería

    Vídeo

    Trailer Bella Durmiente del bosque

    Compartir

    VOLVER

    Buscador