ESPECTÁCULOS

VOLVER

La Quinta Mujer

Danza
  • Subgénero: Danza moderna y contemporánea
  • Producido por: Gobierno de Canarias / Canarias Cultura en Red Auditorio de Tenerife Qué Tal Estás Producciones, S. L.
  • Fecha de Estreno: 28 junio 2010

  • Compañía/Artista: Compañía de Danza Qué Tal Estás
  • Email: produccion@quetalestas.es
  • Teléfono: 928369004
  • Datos técnicos

  • Coreografía: Natalia Medina Santana Inmaculada Trujillo Viera Ingrid Medina Domínguez Vanessa Medina Santana
  • Dirección: Natalia Medina
  • Intérpretes: Inmaculada Trujillo Vanessa Medina Ingrid Medina
  • Vestuario: José Luis Ramón Barrios
  • Música: Borja Ramos Asensio
  • Iluminación: Grace Morales Suso
  • Duración: 60 minutos
  • Argumento

    Hay quienes nacen y, sin parar por los eslabones intermedios, mueren. Los hay que nacen, crecen y, sin reproducirse, mueren. Otros nacen, se reproducen sin haber crecido lo suficiente, siguen creciendo y mueren. Y los hay que mueren antes de haber nacido. La existencia, por desarrollarse en los espacios intermedios, no puede reducirse a esos cuatro vértices, ni siquiera ha de contemplarse, necesariamente, desde ellos. Y el denominador común de esos espacios intermedios son las relaciones.

    Tres mujeres se mueven en el mismo espacio sin mirarse. Si dos miradas están a punto de cruzarse, una fuerza, como magnética, las desvía en otra dirección. No se encuentran, aunque miren el mismo punto y marchen hacia él. Como galaxias compartiendo un espacio común, no se tocan.

    Una, espiritual, se mueve con el aire que la envuelve; baila con él. Otra, vital y asustadiza, entra y sale del aire, como si quisiera volar. Y aun otra, formal, obsesiva, lo corta, para abrirse paso.

    Pese a sus diferencias, las distancias no tardan en acortarse. Lo espiritual hace mella en lo formal. Los movimientos robotizados y rígidos se ondulan y ablandan. También lo espiritual se aproxima a lo vital y huidizo. Consigue que escuche y que deshaga el pesado pespunte que mantiene plegado su interior. Entonces empieza el olfateo, el contacto, la inspección, el reconocimiento. Las tres se enlazan y se huelen buscando recovecos, cosechando mientras son cosechadas.

    Para seguir siendo lo que son, después de haber recogido, las tres habrán de separarse, habrán de recuperar su espacio y su autonomía personal. Lo espiritual, con dificultad, lo consigue, quizá por haber sido de quién más se tomó.

    Vídeo

    Compartir

    VOLVER

    Buscador