ESPECTÁCULOS

VOLVER

Solo a ciegas (con lágrimas azules)

Comision de Ballet, Danza y Artes del Movimiento de La Red
Danza
  • Subgénero: Danza moderna y contemporánea
  • Producido por: Producción: Cia Olga Mesa / Associación Hors Champ – Fuera de Campo. Coproducción: Culturgest, Lisboa (Portugal), CCNT, Tours (Francia), Espaço Tempo, Montemor o Novo (Portugal), École Municipale de Danse, Estrasburgo (Francia), DRAC Alsace - Ministère de la Culture et de la Communication, Estrasburgo (Francia), Ville de Strasbourg (Francia)
  • Fecha de Estreno: 14 marzo 2008

  • Compañía/Artista: Cia Olga Mesa Hors-Champs - Fuera de Campo
  • Email: elia@offlimits.es
  • Teléfono: +34 91 468 26 51 / +33 (0) 388 22 92 58 / +33 (0)

  • Distribuidor: Cia Olga Mesa Hors-Champs - Fuera de Campo
  • Email: elia@offlimits.es
  • Teléfono: +34 91 468 26 51 / +33 (0) 388 22 92 58 / +33 (0)
  • Datos técnicos

  • Coreografía: Olga Mesa
  • Dirección: Olga Mesa
  • Intérpretes: Olga Mesa
  • Escenografía: Olga Mesa
  • Iluminación: Ludovic Rivière
  • Sonido: Jonathan Merlin
  • Duración: 1h
  • Argumento

    "La danza que se toca”
    "Olga Mesa ha compuesto una pieza escénica que funciona como una construcción cuidadosamente realizada mediante el agregado de pequeños pero sólidos objetos. Los objetos son inmateriales, existen sólo cuando el espectador asume que ya no está ahí para mirar, sino para tocar lo que en su imaginación se va conformando. La coreógrafa de los ojos cerrados no puede ver y las imágenes que crea no son para ser vistas: si en la danza conceptual la visión imaginaria sustituye la inmediatez estética del cuerpo en movimiento, en la “danza a ciegas” de Olga Mesa, es el tacto imaginario el único sentido que permite un vínculo directo entre el espectador y el artista."
    (extracto del texto ¨La danza que se toca¨ de J. Antonio Sánchez)

    Olga Mesa nos sumerge en un universo de evocaciones, de presencias limítrofes y memorias, y nos invita a introducirnos en un nuevo espacio de escucha y de percepción del cuerpo. Movimientos intuitivos, imágenes ausentes, periféricas o escondidas, espacios sonoros imperceptibles, inesperados, y no identificables, palabras reflexivas, intrusas y desnudas que extraen del cuerpo sonidos involuntarios. Zonas de narración dentro de una construcción autónoma y provisional, que se crean a través de territorios del cuerpo entre la visibilidad y la escucha. Una dramaturgia que nace de un sistema emergente de enunciados fragmentados y dispersos, en forma de escritura aleatoria.

    Existe la necesidad de descifrar las inscripciones de un pasado, y resituar la mirada sobre aquellos paisajes de resistencia, pérdidas y destrucción. Inventario de espacios y memorias que podrían pertenecer a otros cuerpos: cuerpos abandonados, exiliados, violados, desaparecidos, imaginados. La presencia de un impulso imprevisto, de un grito, de un animal o de un posible tango-poema inventado, conforman todo ello una parte de las muchas posibilidades que podrían surgir al borde de un movimiento o palabra. Evocación (la de esta ¨danza a ciegas¨), que rescata la memoria de su abuelo, bajo la sombra de un exilio temporal con Buenos Aires de fondo, poco antes del comienzo de la guerra civil española.

    Todo es, o puede ser verdad. Todo está presentado en esta obra por Olga Mesa, con el deseo de reunir todas las miradas posibles, sensibles a la construcción de un cuerpo en tiempo real, y sus sentidos más inmediatos. Proyección fílmica fuera de campo, luz-imagen reveladora, indirecta, y escondida. El público se convierte en compañero (no)visible de historias fragmentadas y reveladoras, teniendo como invitados de viaje a Puccini, Pasolini, Verlaine, Walser, Monteiro y sus códigos secretos. Olga Mesa propone con Solo a ciegas (con lágrimas azules) ¨un objeto inesperado¨, reuniendo todas las herramientas de su investigación dramatúrgica, regresando a un origen del cuerpo como transmisor y vehículo de una memoria común que continúa.

    Galería

    Compartir

    VOLVER

    Buscador